10 razones para incorporar responsabilidad social en tu empresa por Rodrigo Tavares

La revista “Alto Nivel” de México publicó un artículo en que  resalta las 10 razones principales por la que una empresa debería incorporar la responsabilidad social dentro de sus objetivos empresariales.

“La responsabilidad social corporativa debe incorporarse desde que una empresa está en su etapa inicial. Si un director ejecutivo no es socialmente consciente, no podrá ser un líder prometedor”.

Por Rodrigo Tavares

  1. Reducirás enormemente los riesgos innecesarios

El filtro extra de ESG evalúa a las empresas de acuerdo con su política de manejo empresarial, prácticas de trabajo, riesgos ambientales e impactos sociales.

Es capaz de identificar las respuestas a las preguntas pertinentes y relevantes que enfrentan las empresas: ¿tienen los fundadores un historial de evasión de impuestos? ¿Los productos de la startup tienen posibilidad de violar los derechos humanos o las normas ambientales de algunos países? ¿Contribuyen al cambio climático?

Dichos riesgos, si no se abordan adecuadamente, pueden afectar negativamente la valoración total de la empresa. Según un estudio reciente, solo el 13% de los inversores no cambiaría de opinión, incluso si supiera que una empresa a la que compran podría causar escasez de recursos (como el agua). En términos sencillos, la sostenibilidad consiste básicamente en identificar empresas bien administradas que tengan una visión a largo plazo.

 

  1. Las empresas socialmente responsables son más lucrativas

Una cantidad asombrosa de estudios ha revelado estadísticas claras que muestran esta correlación. Por ejemplo, un análisis de más de 300 compañías farmacéuticas, bienes de consumo, petróleo y gas, banca y tecnología, realizado recientemente por Boston Consulting Group, encontró que las empresas con operaciones más éticas obtienen mayores ganancias y tienden a ser mejor valoradas que sus competidores.

 

  1. Contribuye a aumentar las ventas de tu empresa

Esto ocurre porque las tendencias de consumo consciente muestran un crecimiento. Para ofrecer una perspectiva global, un informe muestra que el 66% de los consumidores encuestados en 60 países están dispuestos a pagar precios más altos por los productos comprados a empresas que cuidan el medioambiente.

 

Otro estudio sostiene que el 87% de los estadounidenses compraría un producto de una compañía en particular, si esa empresa abogase por un tema específico que fuera de su interés. Si una startup vende productos o servicios que afectarán negativamente al medioambiente o a la sociedad en general, su crecimiento se verá entorpecido.

 

  1. Tendrás mayor capacidad para atraer y retener empleados

De hecho, la significación, definida como la sensación de que el trabajo contribuye a la sociedad como un todo, se identificó como el tercer factor más importante en el nivel de compromiso de los empleados en un estudio. Estos hallazgos tienen sentido, ya que atestiguan el hecho de que los empleados que sienten que sus trabajos sirven a un propósito social son propensos a mostrar un mayor nivel de lealtad con la empresa.

 

  1. Mejor cohesión del equipo, motivación y reputación corporativa

La eficiencia y la productividad laboral derivan de una serie de factores, incluidas la cohesión del equipo, la motivación y la reputación corporativa. Según las estadísticas, el 42% de la reputación de una empresa se basa en las percepciones de los consumidores de sus esfuerzos de responsabilidad social corporativa.

 

  1. Más innovación y diferenciación que impulsan la competitividad

La responsabilidad social alienta la innovación y la diferenciación, e impulsa la competitividad. ¿Necesita un ejemplo del mundo real? Simplemente observa cómo las fuerzas del mercado presionan a Nike y Adidas para que sean innovadores en el diseño de materiales y tecnologías sostenibles. Mientras que Adidas comenzó una línea de productos que utilizan plásticos extraídos del océano, Nike optó por invertir en tecnologías como ColorDry (teñido sin agua), con el fin de preservar el medioambiente.

 

  1. Los inversionistas demandan que sus activos sean responsables

Esta tendencia ya se estaba revelando hace una década, cuando los grandes inversores institucionales comenzaron a desprenderse de las “acciones de empresas poco éticas o inmorales”. Algunos ejemplos fueron el retiro del fondo soberano noruego de una compañía minera sudafricana, DRD Gold, y la compañía de armas de Corea del Sur, Poongsan Corp.

 

A medida que se vuelve más claro que los activos socialmente responsables logran mejores resultados, los administradores de activos y los propietarios ahora están buscando más oportunidades para expandirse en esas áreas. Como tal, esperamos que gigantes como Andreessen Horowitz, Sequoia, 500 Startups y muchos otros comiencen a aplicar filtros ESG, aunque solo sea para atender las presiones de sus socios.

 

  1. Menores costos de producción

El uso de métodos de producción que reducen el desperdicio e incentivan la reutilización resulta en menores costos de producción. Este mismo principio es verdadero tanto para una pequeña empresa minorista que replantea los envases de plástico como para los cohetes reutilizables SpaceX. Ser consciente del medio ambiente y de los resultados financieros son dos caras de la misma moneda.

 

  1. Los grandes corporativos buscan que sus proveedores sean socialmente responsables

En el pasado, solo un puñado de grandes corporaciones, como Unilever, requería que parte de sus proveedores incorporaran las prácticas de ESG. Pero ahora la lista es mucho más larga: piense en Samsung, General Motors, Colgate-Palmolive y en cientos de grandes corporaciones clasificadas en el índice de sostenibilidad de Dow Jones. Si el plan de negocios de una startup contempla el suministro a los gigantes corporativos, sus posibilidades están directamente relacionadas con sus propios estándares de responsabilidad social corporativa.

 

  1. No pospongas lo inevitable

Con inversionistas, consumidores, empleadores y proveedores que presionan a las empresas para que implementen responsabilidad social, es más fácil y económico comenzar en el camino correcto que verse forzados a rediseñar estrategias y modelos comerciales en un esfuerzo por ponerse al día con el mercado. La responsabilidad social corporativa no se trata de tamaño, se trata de visión.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*